Tras la Segunda Guerra Mundial, el viaje por carretera en Estados Unidos comenzó a aparecer de forma constante en la literatura, la música, el cine, y como no, en la fotografía. El viaje y el camino se convirtieron en destinos en sí mismos. La Fábrica edita En la carretera. Viajes fotográficos a través de Norteamérica, un volumen que recoge los grandes trabajos realizados a pie de carretera en los que fotógrafos del siglo XX inmortalizaron sus paisajes, fisonomía y cambios socioculturales.

Desde los años 40, numerosos fotógrafos se embarcaron en viajes a lo largo y ancho de los Estados Unidos con el fin de crear trabajos reveladores, incluido Robert Frank, cuyo viaje seminal por carretera dio lugar a Los Americanos (1955-1956), uno de los primeros ensayos sobre el camino y que se encarga de abrir este volumen.

Compra el libro aquí

En la carretera considera el viaje fotográfico en coche como un género en sí mismo, y presenta el resultado de los viajes de 19 fotógrafos que encontraron en las carreteras asfaltadas y caminos de tierra americanas su fuente de inspiración. El escritor y comisario David Campany es el responsable del prólogo Una breve historia del largo camino, que revisa el género del gran viaje en diferentes disciplinas artísticas y contextualiza los trabajos fotográficos recogidos en este volumen. Campany también es el autor de los ensayos que acompañan a los siguientes 18 capítulos, ordenados cronológicamente, y que analizan en profundidad los portafolios de cada autor. El volumen cierra con un valioso material complementario: los mapas con las ubicaciones aproximadas de las fotos publicadas de cada obra en la medida en que se conocen.

En la carretera estudia el contexto cultural que condujo a ese momento y viene acompañado de un conjunto de imágenes que muestra las múltiples direcciones tomadas por fotógrafos y artistas después del trabajo de Robert Frank. Estos fotógrafos viajaron en coche durante unas semanas, unos meses o incluso por tiempo indefinido, para después elaborar su propia crónica de la experiencia y el cambio de una nación y una sociedad. En todos los casos, un viaje largo poético y práctico a partes iguales. 200 fotografías de paisajes, gasolineras, moteles, bares, neones, aparcamientos, ciudades sobrepobladas, polvorientas carreteras, comunidades neohippies, jóvenes desinhibidos, turistas, inmigrantes en busca del sueño americano, y hasta los caminos inescrutables a los que llega Google Street View tienen cabida en esta reconstrucción del ecosistema único de la carretera.

Junto a Los Americanos de Frank, el volumen incluye, en este orden, los trabajos de Ed Ruscha (Veintiséis gasolineras, 1962), Inge Morath (La carretera a Reno, 1960), Garry Winogrand (1964), William Eggleston (Los Álamos, 1965-1974), Lee Friedlander (El monumento americano, 1969-1975), Joel Meyerowitz (Aún en marcha, 1967-1976), Jacob Holdt (Fotos americanas. 1971-1976), Stephen Shore (Lugares comunes, 1973-1981) , Bernard Plossu (Adiós, 1970-1985), Victor Burgin (US77, 1977), Joel Sternfeld (Perspectivas americanas, 1978-1983), Shinya Fujiwara (Ruleta americana, 1988), Alec Soth (Durmiendo a orillas del Mississippi, 1999-2002), Todd Hido (Una carretera dividida, 2006-2010), Ryan McGinley (El viaje es del destino, 2004-2014), Justine Kurland (Tipo Autopista, 2007-2014), y Taiyo Onorato y Nico Krebs (El gran irreal, 2005-2008).

EN LA CARRETERA, UN “ROAD TRIP” AMERICANO