Unseen photographs and selected works es el título de la última exposición de la artista americana que organiza La Fábrica Galería y que se podrá ver hasta el 21 de enero de 2012.

En menos de una década, antes de su muerte con tan solo 23 años, Francesca Woodman fue capaz de crear un potente conjunto de fotografías en el que exploró el cuerpo humano y el complejo problema de representación del yo. Íntimo, directo y visceral, su trabajo revela la inusual y coherente visión de una artista que, pese a no llegar a la edad adulta, ha influido considerablemente a posteriores generaciones de artistas.

Ahora que se cumplen 30 años de su muerte, La Fábrica Galería presenta 20 fotografías de diferentes periodos de la producción de la artista estadounidense -9 de ellas prints inéditos- que permiten apreciar las constantes de su trabajo. A Woodman le interesaba principalmente el retrato, y centró preferentemente su producción sobre la exploración despiadada de su propio cuerpo, habitualmente desnudo. Con un marcado carácter autobiográfico, sus fotografías la muestran en escenarios melancólicos, habitaciones en las que la artista retrata la soledad, el olvido y el paso del tiempo. Su figura, mostrada al desnudo en interiores destartalados y con cierto aire gótico, se mueve entre la aparición y la desaparición, la sexualidad y la inocencia. En algunos trabajos su cuerpo aparece borroso, en movimiento, escondido tras papel pintado. En otros aparece presa de ventanas o debajo de muebles, posando con objetos simbólicos o entreviéndose tras ropas andrajosas.

Conoce más sobre esta artista aquí.

FRANCESCA WOODMAN EN LA FÁBRICA GALERÍA