La iniciativa #PINTANDOABRAZOS, que ya tiene ganadores

El concurso #BMWPintandoAbrazos, lanzado al comenzar el Estado de Alarma como una convocatoria extraordinaria del 35º Premio dePintura en su categoría infantil a través de las redes sociales, ha dado a conocer a los niños ganadores, Pol Mestre Fullana de 11 años y Lucía Serna Berbel de 7 años en una iniciativa en la  que han participado centenares de niñas y niños de todos los puntos de España. Los dibujos de los pequeños artistas son una foto fija de la crisis desde el prisma infantil: arcoíris en los balcones, corazones, esperanza y muchos héroes. La iniciativa, que animaba a los más pequeños a expresar ese abrazo que les darían a sus abuelos cuando se reencontraran, ha culminado siendo un extraordinario testimonio artístico de cómo los niños y las niñas españoles han enfrentado la crisis del COVID-19.

Si las obras que participan en el premio BMW de Pintura desde hace 35 años son un fiel reflejo de la evolución del arte en España, los dibujos de los pequeños y las pequeñas artistas son testimonio de la evolución de las emociones vividas y plasmadas en un lienzo: corazones en forma de esperanza para superar el confinamiento; abuelos en los balcones, niños caminando de la mano de esos abuelos y héroes, junto a mensajes de apoyo, fuerza y ánimo.

En este contexto, BMW ha dado a conocer el nombre de los ganadores de esta singular iniciativa: la niña vizcaína Lucía Serna, de siete años, se ha alzado con el galardón para la categoría de cuatro a siete años. Su dibujo entrelaza los cordones de unas zapatillas y, según explica la propia autora, “aunque abuelos y nietos estén separados, en realidad están siempre juntos, y eso es lo que representan los cordones entrelazados”.

En cuanto a la categoría de ocho a 12 años el premio se lo ha llevado la obra del mallorquín Pol Mestre de once años. “Es costumbre que cuando alguien en casa está triste o ha sucedido algún problema imprevisto, nos demos un abrazo” explica el joven artista, que proviene de una familia con amplia tradición pictórica. Su obra realizada con lápiz y óleo sobre cartulina envejecida de un bloc antiguo está inspirada en ese momento reconfortante y que refuerza el vínculo familiar. Además, explica, “hay una conexión muy especial con mi abuelo que también pinta”.

Ambos ganadores recibirán el reconocimiento, junto con el resto de los premiados de la 35 edición, en la gala de entrega del Premio BMW de Pintura, y mientras ese momento llega, les será entregado un kit de pintura y dibujo para que sigan disfrutando del placer de pintar.

El compromiso de BMW Group España con la promoción de la pintura en nuestro país y teniendo la innovación como uno de los pilares sobre los que sustenta todas sus
actuaciones ha querido aportar su granito de arena para acortar la distancia entre los más pequeños y los más vulnerables, nuestros mayores, desde la creatividad y la esperanza.

 

La iniciativa #PINTANDOABRAZOS, que ya tiene ganadores