Zoë Beck y Rosa Ribas

Puedes ver la versión original en alemán aquí

 

En un futuro del que ya sólo nos separan unas cuantas décadas, el cambio climático y la subida del nivel del mar han dejado medio mundo bajo el agua. La capital de Alemania es un Frankfurt convertido en megalópolis donde hay algo que no ha desaparecido: el crimen. O así lo imagina Zoë Beck en Paradise City (2020). Investiga el caso Rosa Ribas y así se nos proporcionan pistas muy reveladoras sobre cómo realizan investigaciones previas, cómo construyen la intriga y qué afinidades existen entre dos de las autoras más reconocidas en el campo de la novela negra contemporánea.

 

Zoë Beck
Nacida en 1975, estudió Literatura en Alemania e Inglaterra. Es escritora, traductora (ha traducido, entre otros, a Amanda Lee Koe, Denise Mina, Sally Rooney) y directora de doblaje para el cine y la televisión. En 2013 fundó con Jan Karsten la editorial independiente CulturBooks. Zoë Beck es una de las más importantes novelistas policíacas alemanas. Sus novelas han recibido numerosos premios, entre otros, los premios Friedrich-Glauser, Radio-Bremen-Krimipreis y el Deutscher Krimipreis, y han sido traducidas a más de diez idiomas hasta la fecha. Actualmente vive y trabaja en Berlín.

 

Rosa Ribas (El Prat del Llobregat, 1963)
Escritora y columnista, reside desde 1991 en Alemania. Estudió Filología Hispánica en la Universidad de Barcelona, donde posteriormente se doctoró. En 2008 abandonó la carrera académica para dedicarse por completo a la literatura.
Desde la aparición del El pintor de Flandes en 2006 ha publicado trece novelas más, traducidas a varios idiomas. Su última obra es Un asunto demasiado familiar (Tusquets, 2019). Dentro del género negro ha creado dos series: la protagonizada por la comisaria hispano-alemana Cornelia Weber-Tejedor, que se desarrolla en Fráncfort, y, junto con Sabine Hofmann, la Trilogía de los años oscuros, ambientada en la España de los años cincuenta. Otras de sus obras son La detective miope, Pensión Leonardo y La luna en las minas.