Antonio López

Pintor y escultor
Un artista trascendental en el arte español del último siglo. Fiel a su propio mundo y alejado de las modas, su arte forma parte de las colecciones de los grandes museos del planeta -entre ellos el MoMA de Nueva York, el Pompidou de París o el Reina Sofía de Madrid- y atrae a un público que conecta con su sensibilidad para reflejar de una realidad desnuda, quieta y silenciosa.

Archivo de Creadores recorre la trayectoria profesional y la biografía de Antonio López, pintor, escultor y uno de los máximos exponentes del hiperrealismo español. 

Antonio López vivió su infancia, en Tomelloso, en una casa «muy alegre y amplia» en la que experimentó desde muy joven el contraste entre su madre: «una mujer que sentía mucho la vida y la expresaba» y su padre – un hombre a quien pesaba mucho «la parte negativa de la vida».

El arte es algo sagrado. Es lo que queda

Antonio López defiende en su concepción artística un sentido democrático y accesible del arte. 

En esta cinta conocemos, a través de las palabras del artista, a su tío, figura indispensable en su vida, y que le enseñó a entrenarse en la copia del natural. Fue su tío también quien descubrió las habilidades de su sobrino, un Antonio López que con tan solo 13 años empezaría su formación en artes en Madrid.

Antonio López recuerda su primera mirada sobre las grandes obras del Museo del Prado, la importancia que tuvo en su vida el Museo de Reproducciones del Casón del Buen Retiro y su fe en el arte antiguo como el único que “solo tiene verdad”.

Sus primeras exposiciones en Madrid, en la Biblioteca Nacional y en el Ateneo marcaron el comienzo de una carrera en el mundo del arte que recibiría un importante impulso a raíz de su colaboración con la galerista Juana Mordó.

Del mismo modo, la llegada de sus obras a las galerías de Nueva York, en un momento en el que las corrientes que triunfaba en el mundo del arte en Estados Unidos eran el pop art y el realismo americano, pusieron a López en el mapa del arte internacional consolidando aún más su carrera.

Sus cuadros sobre alguno de los rincones más significativos de Madrid, sus retratos de la Familia de Juan Carlos I o conjuntos escultóricos como el de El día y La noche, en la Estación de Atocha de Madrid, han convertido a Antonio López en uno de los artistas contemporáneos españoles más reconocido por el público.

Un autor que en estos días se encuentra embarcado en otro gran proyecto que ha intentado acometer hasta en dos ocasiones: pintar la Puerta del Sol, de Madrid.

López se confiesa como alguien al que le gusta hablar y buena prueba de ello es este testimonio que él mismo espera que pueda servir a las generaciones del futuro.

Defensor de una concepción del arte accesible y democrático, Antonio López “vuelca su interior en su trabajo” y ahora también en este documental.