“Miró. Round Trip” recoge la última etapa de creación de Joan Miró

 

La Fábrica edita Miró. Round Trip, el catálogo de la exposición conmemorativa dedicada al autor en la Fundació Pilar i Joan Miró a Mallorca: “Miró mai vist” que podrá visitarse hasta el 28 de enero de 2018 

Un volumen en el que se recogen más de 140 imágenes de 95 obras que reflejan la esencia del pintor en su última etapa en la isla

Trabajos inéditos, algunos incluso sin catalogar, que fueron realizados en los talleres de Joan Miró en Palma entre los años sesenta y setenta

Una colección de obras muy poco conocidas del artista, que nos muestran otra perspectiva de su producción

176 páginas | Español–Inglés | 24x30cm | PVP 35€ | ISBN 978-84-17048-14-3

Descarga imágenes Miró Round Trip

La Fábrica edita Miró. Round Trip con ocasión de la exposición conmemorativa del veinticinco aniversario de la apertura al público de la Fundació Pilar i Joan Miró a Mallorca.

La exposición y este volumen reúnen una selección de obras inéditas, algunas incluso sin catalogar, del periodo que Joan Miró pasó en Mallorca. Más de 140 imágenes entre las que se incluyen pinturas, dibujos y un tapiz, además de material gráfico y documental y en los que se conserva la esencia espiritual

de Joan Miró, como decía él mismo de sus trabajos: “Más que el cuadro mismo, lo que cuenta es lo que lanza al aire, lo que esparce”.

Todos estos trabajos incluidos en Miró. Round Trip salieron de los talleres de Joan Miró en Palma entre los años sesenta y setenta, el último periodo de creación del artista en la isla, que va desde 1956, año en el que se instala definitivamente en la misma, hasta su muerte en 1983. Por esa razón, son obras muy poco conocidas, que nos descubren otras facetas menos exploradas del maestro.

Las obras vuelven ahora al lugar donde fueron concebidas, el territorio de la Fundació que Miró hizo posible, en un camino de ida y vuelta que celebra el regalo del artista a la ciudad.

Sobre el autor

Joan Miró (Barcelona, 1893 – Palma, 1983) nace en Barcelona en 1893, pero sus paisajes emocionales, los que lo formarán como persona y artista, son esencialmente Mont-roig, París, Mallorca y más adelante Nueva York y Japón. Mont-roig, una pequeña población de la comarca del Baix Camp, será el contrapunto a la agitación intelectual que vive en París en los años veinte junto a los poetas surrealistas, y al estímulo del expresionismo abstracto que descubre en Nueva York en los años cuarenta. Más tarde, en plena Segunda Guerra Mundial, Joan Miró abandonará su exilio en Francia y se instalará en Palma de Mallorca, espacio de refugio y de trabajo, donde su amigo Josep Lluís Sert diseñará el taller con que siempre había soñado.

El arraigo al paisaje de Mont-roig primero y al de Mallorca después será determinante en su obra. El vínculo con la tierra y el interés por los objetos cotidianos y por el entorno natural conforman el trasfondo de algunas de sus investigaciones técnicas y formales. Miró huye del academicismo, a la búsqueda constante de una obra global y pura, no adscrita a ningún movimiento determinado. Contenido en las formas y en las manifestaciones públicas, es a través del hecho plástico donde Joan Miró muestra su rebeldía y una gran sensibilidad por los acontecimientos políticos y sociales que lo rodean. Este contraste de fuerzas le llevará a crear un lenguaje único y personalísimo que lo sitúa como uno de los artistas más influyentes del siglo XX.

 

“Miró. Round Trip” recoge la última etapa de creación de Joan Miró